Haz tu propio plan

¡Ahora es tu turno!

Decide cómo empezar: ¡da el primer paso por tu salud!

Elaborar un calendario con nuestro plan semanal de actividad física nos ayuda a planificar mejor nuestro tiempo y a cumplir nuestras metas.

Cada persona debe seguir su propio calendario adaptado a su edad, preferencias y situación particular. Sin embargo, antes de confeccionar nuestro propio calendario semanal es interesante ver casos concretos de otras personas.

¡En sólo 5 pasos!

  • Paso 1: Completa tu propio calendario semanal
  • Utiliza el calendario descargable para valorar en qué punto estás. Elige el que corresponda a tu grupo de edad.
  • Piensa en un día cualquiera y si realizas algún tipo de actividad física, y ve completando la tabla con todos los días de la semana.
  • "Las actividades que duran 10 minutos o más cuentan"
  • Recuerda anotar actividades de la vida diaria como ir andando a clase o al trabajo, ir a la compra, tareas domésticas que impliquen movimiento, etc. que duren 10 minutos o más.
  • Suma la cantidad total y compárala con las recomendaciones para tu grupo de edad.
  • Paso 2: Proponte un reto
  • SÉ MÁS ACTIVO…
  • Si NO te mueves: muévete más
  • Si YA te mueves: comprueba si alcanzas las recomendaciones
  • Si ALCANZAS las recomendaciones: ¡mantente o muévete aún más!
  • Y MENOS SEDENTARIO
  • Haz descansos activos cada 1 o 2 horas (estiramientos, breve paseo, etc.)
  • Cambia el transporte motorizado por transporte activo (caminar, bici, patines, etc.)
  • Limita el tiempo delante de una pantalla (ordenador, tableta, TV, etc.)
  • Paso 3: Añade los retos a tu calendario
  • Piensa cuál sería la forma más sencilla de aumentar la actividad física en tu vida diaria sin que suponga grandes esfuerzos, y añádelo en tu calendario descargable.
  • ¿Cómo vas llevarlo a cabo? Planifica cuándo empezar, cómo, con quién, dónde. ¡Y ponte un premio si lo cumples!
  • Paso 4: Infórmate de los recursos de tu zona
  • Si además de aumentar la actividad en tu día a día decides iniciar por tu cuenta algún ejercicio o deporte (ir a caminar varios días a la semana, montar en bici, correr, nadar, bailar) o apuntarte a alguna actividad dirigida (natación, aerobic, yoga o cualquier otra que encuentres en tu barrio), infórmate de los recursos y actividades disponibles en tu zona.
  • Si tu municipio ya se ha adherido a la Estrategia de Promoción de la Salud y Prevención puedes visualizar los recursos disponibles de actividad física pinchando AQUÍ Se abrirá en una ventana nueva. y/o pregunta en tu Ayuntamiento, Diputación o CCAA.
  • Paso 5: Convence a alguien más para realizar actividad física.
  • Es más fácil en compañía y además, consigues que otra gente sea más activa.
  • Anima a tus amigos o amigas, a tu pareja, a tu familia, a tus vecinos o a tus compañeros del trabajo.

¡Cuanto más mejor y cuantos más mejor!