Botellón

Papelera llena de basura con botellas vacías.

El botellón es un tipo de consumo intensivo de riesgo, que se realiza en un corto período de tiempo.

Es una forma de consumo que actualmente está muy extendida entre los jóvenes y que, además, suele ser percibida, tanto por los que consumen como por la sociedad general, como una conducta de bajo riesgo.

Cuando hablamos de jóvenes y consumo de alcohol, lo solemos asociar a la palabra “botellón”. El botellón es un fenómeno social que no deja de ser una forma en que muchos adolescentes y jóvenes se reúnen los fines de semana para divertirse, poder hablar con los amigos y poder consumir más alcohol y a menor precio. ¿Es eso malo?

Visto así no, pero detrás de esa reunión es bastante frecuente un consumo intensivo de alcohol. Los jóvenes que acuden al botellón tienden más frecuentemente a emborracharse, posiblemente por el estímulo al consumo ritual que fomenta el grupo de iguales y el grupo extenso. Por tanto, el problema no es ese tipo de reuniones en sí, puesto que hay jóvenes que no beben, beben poco o simplemente lo mismo que consumirían en cualquier discoteca o bar; el problema radica en que este consumo es una forma muy aceptada de diversión, que puede traer consecuencias muy graves para la salud.

Vivimos en una sociedad en la que el consumo de alcohol está estrechamente ligado a la diversión y las reuniones en grupo. ¿Te has parado a pensar alguna vez en la cantidad de alcohol que bebes de fiesta y en cómo te puede afectar?