Prevención de Asfixia, atragantamiento y estrangulamiento en niños

Dibujo de un niño introduciendose una bolsa por la cabeza
  • Las bolsas de plástico en manos de los niños pueden constituir un peligro y un riesgo importante de asfixia. Guárdalas en un lugar seguro, lejos del alcance de los niños o deséchelas inmediatamente después de su uso, es conveniente anudarlas antes de tirarlas.
  • No dejes al alcance de los niños objetos de pequeño tamaño que supongan peligro de asfixia o atragantamiento (juguetes pequeños, botones, monedas, pilas de botón…). Las pilas de botón pueden producir además quemaduras o intoxicaciones.
  • Los juguetes deben ser lo suficientemente grandes para impedir que se los introduzcan en la boca y se los traguen.
  • No se recomienda dar al niño frutos secos o alimentos que puedan provocar atragantamiento hasta que el niño tenga 5 años, como mínimo. Ten cuidado con los chicles, las aceitunas, las salchichas o los caramelos pues tienen la forma y el tamaño de la vía aérea del niño y pueden producir asfixia en caso de atragantamiento.
  • Las cuerdas de las cortinas pueden parecer inofensivas… pero, son una tentación para jugar con ellas. Para evitar estrangulamientos, ponlas fuera de su alcance.

Para saber más sobre qué productos pueden ser peligrosos o suponer un riesgo de lesiones para la infancia y cómo utilizarlos correctamente para evitar lesiones consulta la “Guía de seguridad de los productos infantiles” Archivo pdf.  Se abrirá en una ventana nueva. .