Prevención de lesiones de tráfico en personas mayores

Las personas mayores son especialmente vulnerables como conductores y como peatones.

Casi un 30% de los peatones que sufren un accidente de tráfico son personas mayores de 65 años.

Como conducto recuerde

Con la edad se pierden capacidades psicomotoras, empeoran la vista y el oído, etc. Todo ello hace que se tenga una menor capacidad de reacción para evitar cualquier imprevisto o esquivar un coche que se acerca, por ejemplo.

Por ello es importante seguir estos consejos:

  • Utilizar siempre los dispositivos de seguridad (cinturón, reposacabezas…).
  • No conduzca si se encuentra mal.
  • Evite las horas punta y los trayectos complicados.
  • Evite conducir por la noche o si las condiciones climatológicas son adversas, niebla, lluvia, granizo o nieve.
  • Algunos medicamentos pueden afectar a su capacidad para conducir (por ejemplo, diuréticos o antihipertensivos), Consulte con su médico si está tomando medicación y sobre todo si en alguno de los medicamentos aparece este símbolo.
    señal
  • Nunca conduzca si ha bebido alcohol.
  • Si realiza un viaje largo, haga descansos frecuentes, al menos cada dos horas.

Si va a pie...

  • Cruce la calle por el paso de peatones y, si no lo hay, por lugares bien iluminados y visibles. De este modo, podrá ver y ser visto por los vehículos que circulan.
  • Utilice calzado cómodo y seguro.
  • Cuando cruce una calle debe hacerlo inmediatamente después que el semáforo se ponga en verde y nunca debe comenzar a cruzar si ya está naranja o verde intermitente. No intente acelerar ante el riesgo de cambio de luz en el semáforo. Es preferible esperar
  • No corra para intentar coger el autobús, espere al siguiente.
  • En zona interurbana camine por el lado izquierdo de la vía, donde podrá ver cómo se acercan los vehículos de cara y póngase ropa clara, para ser visto.
  • Evite hacer este tipo de desplazamientos por la noche.