Prevención de lesiones de tráfico en niños

Los accidentes de tráfico son una de las primeras causas de muerte y lesiones entre la población infantil. Los niños son peatones, ciclistas, pasajeros de vehículos, usuarios del transporte público, del transporte escolar, etc.

Muchos de los conceptos necesarios para moverse con seguridad en la vía pública, como la velocidad y la distancia, no se dominan hasta alcanzar los 5-7 años de edad y hasta los 11 años, los niños no pueden identificar de manera fiable situaciones peligrosas en su entorno y somos los adultos, padres, madres, etc los responsables de su seguridad.

Los niños aprenden por imitación y nuestra conducta será el reflejo de su conducta futura en relación con el entorno en el que se va a desarrollar. Es importante que desde el principio adquieran hábitos y comportamientos adecuados.

Ten en cuenta estas recomendaciones para cada situación.

El niño como peaton

  • Es importante que aprenda a respetar las señales de tráfico, a cruzar por los lugares señalizados, seguros y con visibilidad.
  • Enséñale a caminar correctamente por la acera y recuerda que los niños pequeños, hasta los 6-7 años, deben ir, siempre, cogidos de la mano y caminar por el lado interior de la acera.

El niño como ciclista

  • Enseñar a un niño a montar en bicicleta es una gran idea. Escoge una bicicleta adecuada al tamaño y la altura del niño: el niño deberá poder sentarse en el sillín, con las manos en el manillar y colocar las puntas de los pies en el suelo. Además, el sillín estará a la misma altura que el manillar, a una distancia que permita que la pierna que esté completamente estirada sobre el pedal tenga ligeramente doblada la rodilla. Para sus primeras prácticas puedes elegir una bicicleta con ruedines desmontables.
  • Recuerda que es obligatorio que los menores de 16 años lleven caso. Elige un casco homologado, adecuado para su edad y enséñale a ponérselo correctamente.
  • Enséñale a circular por los lugares adecuados y a llevar elementos reflectantes.

El niño como pasajero(como llevar a un menor en coche)

  • De forma general, en el coche, los niños deben ir siempre en los asientos traseros.
  • No lleves nunca al niño en brazos, ni suelto, siempre utiliza un Sistema de retención infantil.
  • Un adulto no debe compartir el cinturón con el menor porque este podría ser aplastado.
  • Es sumamente importante utilizar correctamente los cinturones y los sistemas de retención infantil, Los arneses o el cinturón no deberán ir retorcidos, ni holgados ni doblados. Recuerda que los sistemas de retención infantil no son sólo recomendables, son obligatorios.
  • El Sistema de retención infantil debe ir perfectamente instalado, no debe moverse y la mejor opción es el anclaje mediante el sistema Isofix, del que ya disponen muchos vehículos.

  • Los sistemas de retención infantil se dividen en grupos, y deberemos ajustarlos al peso y edad del menor según vaya creciendo:

    • Grupo 0: hasta 10kg (recién nacidos hasta 1 año).
    • Grupo 0+: hasta 13 kg (recién nacidos hasta 18 meses).
    • Grupo 1: de 9 a 18 kg (aprox. De 1 año a 4 años).
    • Grupo 2: de 15 a 25 kg (aprox. De 3 a 6 años).
    • Grupo 3: de 22 a 36kg (aprox. De 5 a 12 años).

    Los menores de 12 años que tengan una estatura igual o superior a 135 centímetros, pueden utilizar directamente los cinturones de seguridad del propio vehículo, aunque es aconsejable que los menores, hasta los 150 centímetros, sigan utilizando los sistemas de retención infantil homologados a su talla y peso.

  • Además, debemos reforzar conductas y comportamientos adecuados: Enseñarles a no molestar ni distraer al conductor o no arrojar nada por las ventanillas. Explicarles que deben subir y bajar del vehículo por el lado próximo a la acera.
El niño como peatón El niño como peatón El niño como ciclista El niño como pasajero El niño como pasajero

Cinturón de seguridad en el embarazo

El correcto uso del cinturón de seguridad durante el embarazo reduce el número de fallecimientos y la severidad de las lesiones en la madre y el feto. La regla de oro es abrocharlo siempre.

Para ajustarlo correctamente:

  • La banda inferior. Por debajo del abdomen, ajustándose lo máximo posible a la parte ósea de las caderas; nunca por encima del vientre.
  • La banda diagonal. Sobre el hombro, sin rozar el cuello, entre las mamas, sin apoyarse en ninguna de ellas y rodeando el abdomen.
  • Sin holguras. Ninguna de las bandas el cinturón debe quedar holgada.