Prevención de Quemaduras

La mayoría de las quemaduras se producen en el hogar y más de un 30% de las mismas se producen en la cocina. Las quemaduras más frecuentes están causadas por derrame de líquidos calientes (agua, café o aceite), objetos calientes (ollas, sartenes, cazos) y superficies candentes (placas, hornos, estufas).

Los niños por el desconocimiento del peligro y su curiosidad innata y las personas mayores, por la pérdida de sensibilidad y reflejos, tienen un mayor riesgo de padecer quemaduras.