Introducción

Sabemos que el tabaco es perjudicial para la salud. Aunque nuestra sociedad ha avanzado mucho y, ya no estamos expuestos al humo en todas partes, el tabaco sigue siendo la principal causa de enfermedad y muerte evitable en nuestro país y a nivel mundial.

El consumo de tabaco se asocia a numerosas enfermedades: distintos tipos de cáncer, enfermedades cardiovasculares y respiratorias, problemas en la reproducción y muchas otras patologías. También la exposición al humo de tabaco se asocia a muchas de estas enfermedades, implicando numerosos riesgos, especialmente para los niños y embarazadas. El tabaquismo tiene, además, graves consecuencias sociales, económicas y medioambientales. Por ello, existen tantas razones para ser libres del tabaco:

Dejando de fumar vivirás más y lo harás con mejor salud y calidad de vida. Te sentirás mejor, tendrás mejor aspecto y más control de tu vida.

Otra razón muy importante es tu familia y amigos, los protegerás de los efectos nocivos del tabaco y serás un buen ejemplo para ellos.

También el ahorro, podrás utilizar como quieras todo el dinero que se lleva el tabaco.

Dejarlo es posible, muchos ya lo han conseguido. Los beneficios comienzan en cuanto lo dejas y se notan. Esperamos que estos recursos sean de ayuda y puedas compartirlos con los tuyos.