Por tu salud y calidad de vida

No importa la edad que tengas, si dejas de fumar encontrarás un montón de beneficios. Lo notarás, ¡comienzan en cuanto lo dejas!

  • Tendrás mejor aspecto: aliento más fresco y mejor olor, dientes más blancos, mejorará tu piel y el cabello, desaparecerán las manchas amarillas de los dedos.
  • Piel más joven

    Dejar el tabaco es el mejor remedio para frenar el envejecimiento y retrasar la formación de arrugas en la cara. La piel está más oxigenada y recibe más nutrientes. También mejorará si tienes acné o psoriasis. Además, podrás librarte de ese típico color amarillento que les queda a los fumadores en el rostro.

  • Tus dientes más blancos y sanos

    Al dejar de fumar, ya no se formarán las horribles manchas amarillas en los dientes, tu boca estará más sana y recuperarás el aliento fresco.

  • Te sentirás mejor: mejorará tu respiración, tu forma física y tendrás más energía.
  • Respirarás mejor

    Al abandonar el tabaco, respirarás con más facilidad y tendrás menos tos. Lo notarás, dependiendo de tu edad y tus actividades, al realizar un esfuerzo físico más intenso como correr o nadar, o simplemente subiendo las escaleras o caminando. Con el tiempo, irás recuperando toda tu capacidad pulmonar y te permitirá tener una vida mucho más activa y saludable.

  • Aumenta la energía

    A las semanas de dejar de fumar mejora la circulación, esto hace mucho más fácil practicar cualquier ejercicio, como correr o nadar. El aumento de oxígeno en el cuerpo hace que los exfumadores se cansen menos y tengan menos dolores de cabeza. También se reactiva el sistema inmunológico, permitiendo hacer frente mejor a los resfriados y la gripe.

  • Salud: vivirás más y mejor. Reducirás el riesgo de padecer enfermedades y las complicaciones si tienes alguna.
  • Vivirás más y mejor

    El tabaco es la principal causa de enfermedad y mortalidad prevenible en España y el resto de países de nuestro contexto. Por ello, dejando de fumar reducirás el riesgo de muerte prematura por alguna de las enfermedades asociadas al consumo de tabaco, como el cáncer de pulmón o el infarto agudo de miocardio. Pero no sólo vivirás más años, sino que lo harás con mejor salud y calidad de vida, ya que te protegerás frente a otras consecuencias dolorosas e incapacitantes de las enfermedades relacionadas con el tabaco.

  • No importa la edad que tengas o los años que lleves fumando, dejarlo te aportará años de vida con salud.
  • Libertad, más equilibrio y disfrute de tu vida: el tabaco ya no se impondrá en tu rutina, sentirás menos ansiedad. Disfrutarás más de tus sentidos, de tu tiempo y de tu vida sexual.
  • Libertad, menos ansiedad y más control de tu vida

    Fumar no relaja, estresa. La falta de nicotina genera ansiedad en los fumadores, que sólo se calma momentáneamente. Al dejar de fumar, tu vida será más equilibrada y no tendrás que depender de las pausas para fumar, serás más libre.

  • Disfrutarás más de tus sentidos

    Cuando dejas de fumar el cuerpo recupera en su totalidad el sentido del gusto y el olfato. Pasados pocos días descubrirás un mundo de olores y sabores.

  • Mejor vida sexual

    Diversos estudios han encontrado que los no fumadores son tres veces más atractivos para sus futuras parejas (el aliento fresco puede ser una de las razones). Además, al dejar de fumar, mejora el flujo de sangre y la sensibilidad, que facilitará las erecciones y los orgasmos en hombres y mujeres.

  • Una fertilidad óptima

    Dejar de fumar aumenta las posibilidades de concepción, evita riesgos en el embarazo y favorece que el bebé nazca sano.